Queríamos mostraros el último proyecto de regeneración urbana que hemos realizado CEL-RAS junto a El fabricante de Espheras, con experiencia en actuaciones sobre el patrimonio construido y participaciones públicas, y el Grupo Aranea, equipo multidisciplinar con una sensibilidad especial a la hora de interpretar los contextos donde actúa.

Para comprender el proyecto, es conveniente apuntar que Onda tuvo un pasado íbero y romano, pero su época de esplendor fue musulmana entre los siglos XI-XIII. Ciudad amurallada con un castillo que dominaba más allá del actual municipio, se convirtió en la ciudad más importante al norte de la Cora Valenciana, siendo su castillo calificado por los cronistas como “el castillo de las 300 torres”. Asediada por el Cid Campeador, no fue hasta 1242 cuando fue conquistada por Jaime I de Aragón.  A partir de entonces, en Onda convivieron musulmanes, cristianos y judíos.

La plaza de la Sinagoga rememora un espacio de reunión sagrado para la judíos, indicando que la comunidad judía tendría su barrio en este entorno, a las espaldas de la actual iglesia mayor que, a su vez, está sobre la antigua mezquita de la medina de Onda. Justo al lado de esta plaza se encuentra el barrio de la morería, ocupado a extramuros a partir de su expulsión en el siglo XIII hasta hoy. Luego, ya en época reciente, Onda fue punto estratégico para la ocupación francesa de las tropas de Napoleón en el siglo XIX y las guerras carlistas.

Lo que nos muestra el proyecto de la plaza de la Sinagoga es la recuperación de un espacio arqueológico enterrado durante siglos. Este lugar fue un aljibe para la ciudad en época musulmana y un granero en época cristiana posterior. Ésta última época es la que nos ha dejado una excelente muestra de la arquitectura gótica valenciana mediante la talla de piedra de la escalera interior y los sillares que insinúan los arcos apuntados que debía tener este recinto. En el nivel inferior de la plaza se recuerda su pasado como aljibe mediante una fuente que nos traslada a los jardines interiores de las tradicionales viviendas musulmanas. El proyecto ha tratado cuidadosamente su topografía original para adaptarse al entorno construido que es realmente el protagonista y el que configura este espacio urbano del centro histórico de Onda, de manera que se pueden recorrer todos los niveles de la plaza para captar su esencia.

Puedes ver el reportaje completo pinchando aquí.